News

La Inversión en Tecnología, Ahorro a Futuro

Blog,
Sandra Calderón – Business Development Manager, Temenos LatAm

La necesidad para reactivar la economía ha llevado a varios países a hacer un llamado a sus instituciones financieras y bancos a bajar las tasas de interés y permitir así un mayor flujo de dinero en el mercado. Esto pone una presión en los bancos para buscar maneras de reducir sus costos de operación y no verse afectados por una baja de ingresos. Las anticuadas medidas de reducción de personal, no se apegan a las actuales tendencias sociales. Hoy en día se deben buscar nuevas maneras de aumentar la rentabilidad, por ejemplo, mediante las últimas innovaciones tecnológicas.

En Europa, el banco central europeo ha establecido políticas para mantener los intereses a una baja récord, inclusive generando intereses negativos para depósitos. Esta política no es nueva, ya que se ha mantenido desde el año 2010 como consecuencia de la crisis económica del 2008. Esto ha causado que para los europeos ahorrar dinero en el banco no sea más una opción rentable, optando así por ejemplo por inversiones inmobiliarias que ayudan a reactivar la economía, generando empleo y flujo de dinero. Un estudio realizado por el CaixaBank de España expone como los precios de vivienda en la Unión Europea han estado en crecimiento un 4,6% anualmente. Siendo esto una clara señal del aumento de este tipo de inversiones.

Otro ejemplo del llamado a una política de bajos impuestos es el de Ecuador. Donde el nuevo presidente, Guillermo Lasso, en uno de sus primeros anuncios públicos, instó a las instituciones financieras a reducir sus intereses para así reactivar la economía y aumentar el cash-flow. El caso de Ecuador es especial puesto que el país no es capaz de dictar política monetaria ya que la moneda del país, desde el año 2000, es el dólar americano. De ahí que el nuevo presidente tiene opciones limitadas para incentivar un mayor movimiento de circulante en el país.

Un estudio a 50 bancos sobre los beneficios de la inversión en tecnología realizado por TEMENOS, demuestra como las instituciones financieras que invierten en software alcanzan una relación costo-ingreso del 26.8% y una rentabilidad sobre el patrimonio del 29%; 3 veces mayor que el promedio de la industria.

Una clara opción de los bancos para mejorar y agilizar su operabilidad es la inversión en software de última tecnología. Un estudio a 50 bancos sobre los beneficios de la inversión en tecnología realizado por TEMENOS, demuestra como las instituciones financieras que invierten en software alcanzan una relación costo-ingreso del 26.8% y una rentabilidad sobre el patrimonio del 29%; 3 veces mayor que el promedio de la industria. Estos clientes también invierten más del 51% de su presupuesto de TI en crecimiento e innovación vs. mantenimiento, que es 2 veces mejor que el promedio de la industria; lo que demuestra que la inversión de TI de los bancos está agregando valor tangible a su negocio. Además, esto facilita y acelera el time-to-market de nuevos productos, permitiendo a las instituciones actuar directamente con las nuevas tendencias en productos de la industria financiera. Siendo esta una alternativa social y rentable, para adaptarse a las medidas de intereses bajos.

En definitiva, el llamado de los gobiernos al aumento de flujo de circulante como medida para reactivar la economía no dependerá solamente de los intereses en el sector financiero, si no que de varios factores.  Acompañar estas iniciativas junto con políticas de fomento y socio-económicas será fundamental para que sean exitosas. El pedido es claro, el sector debe ingeniar nuevas formas de ahorro a largo plazo, apoyado en innovaciones y soluciones como son las de TEMENOS.   

Blog,
Sandra Calderón – Business Development Manager, Temenos LatAm