News

Entrevista con Nancy Clara

Directora de la cámara de comercio de Argentina y E.E.U.U

Blog,
Maria Pulice – Marketing Manager, Temenos Latin America & Caribbean

Hola, buenos días a todos!

Entrevisté a  Nancy Clara, una empresaria dinámica para mi blog “The Devil Wears Technology”. Nancy es nacida en Buenos Aires, Argentina y ahora vive en Miami.

Nancy dirige el nuevo directorio de la Cámara de Comercio Argentina y EEUU.

Nancy, cuéntanos un poco sobre tus antecedentes y experiencia profesional. 

Me convertí en bailarina profesional desde una temprana edad, sin embargo, al ser una carrera tan corta decidí emprender un nuevo camino en el mundo de las comunicaciones y periodismo, y después en comercio internacional con la cual he adquirido mucha experiencia, donde he evolucionado de una manera astronómica, hasta llegar donde me encuentro ahora actualmente. 

Vimos en tu perfil de linkedin que tienes el Hashtag de #Shetrades, ¿qué significa eso para tí?

#Shetrades es algo que me emocionó muchísimo, cuando el año pasado estuve en Argentina me invitaron a participar a este movimiento de mujeres que exportan (#shetrades). Se abrió el capítulo de Argentina porque ahora se está promoviendo todo lo que es la función de la mujer dentro de las empresas. Las mujeres siempre han tenido un rol dentro de las empresas, pero podemos ver que está evolucionando mucho.Como por ejemplo en la parte bancaria, en el caribe, muchas mujeres tienen cargos mandatorios. Y en este caso el movimiento #shetrades es para empoderar a la mujer a que pueda salir y exportar por sus propios medios. No hay igualdad entre una mujer y un hombre a la hora de pedir un crédito; y eso que la mujer es mejor pagadora que el hombre. Esto es lo que se está cambiando a través del #shetrades. No es un mundo solamente de hombres, sino que la mujer también es una emprendedora con sus propias ideas.

Háblame de cuando tenías siete u ocho años, ¿Quién querías ser? 

Cuando tenía 7 – 8 años estaba estudiando ballet, empecé a los 2 años y medio, impulsada por mi mámá, una gran visionaria y fue quien apuntaló toda mi carrera con espíritu de progreso que ha tenido siempre. Siempre he tenido un sueño desde pequeña y que he podido cumplir en mi vida, era que quería estar en la alfombra de los premios Oscar. Me paraba frente al espejo, poniéndome los vestidos de mi mama, con sus collares, posaba y caminaba. Porque yo sabía que de alguna manera iba a estar allí. Cuando uno tiene un sueño, se lo proyecta y lo ve desde pequeña, más allá de que si tu carrera sigue siendo la de bailarina, tu carrera la puedes seguir amoldando a lo que te va presentando la vida para salir adelante.

¿Cómo mides el éxito?

Es una forma bastante amplia de decirlo porque más allá de medir el éxito a través de una cuenta bancaria o a través de premios que uno va teniendo durante la carrera, el éxito está basado en las veces que uno se recompone, sale adelante después de haber luchado por ese objetivo que uno tiene. El éxito se mide para mí a través de los fracasos que uno tiene o de las equivocaciones que uno va teniendo en la parte personal y profesional. Si uno en la parte personal tiene algún tipo de problema, esto puede dificultar la parte profesional. Pero, si se puede balancear la parte personal con la profesional, se puede llegar al éxito más fácilmente.

¿Qué otros CEOS admiras?

Hay muchos empresarios excelentes que han empezado desde cero. A mí, personalmente, me gustan estas historias que pueden estar presentes o no. Oprah Winfrey por ejemplo, es una persona que admiro terriblemente por la perseverancia que tuvo, el enfoque que tuvo puesto en su vida y ella sola como se fue forjando toda su carrera. Ella tuvo una infancia difícil, creciendo en medio de pobreza y en el movimiento de los Derechos Civiles en Estados Unidos, sin embargo, ella logró hacerse un lugar en el mundo de las comunicaciones. Ella es una mujer fuerte, inteligente, bella, que ayuda a la comunidad y a las otras mujeres.

Otra persona, de la cual me fascina su historia es la de Walt Disney. Él supo combinar la parte ejecutiva y empresarial con sueños. Y ¿Cómo materializas un sueño? Un sueño de cada vez que vas a Orlando o que ves un Mickey Mouse te conviertes en niño, y eso es algo que se me pone la piel de gallina porque el hecho que un ser humano pueda compaginar esas dos virtudes, que no es solo la parte comercial sino también la parte de poder sonar y tener esa capacidad de sonar es increíble.

Y, para terminar, el gran mentor mío, en el mundo de la logística, fue Sergio Codino, quién vio en mí esa capacidad viniendo de la comunicación, para introducirme en el mundo de la logística y así haber podido gracias a él desarrollar una carrera espectacular y que me encanta.

¿Cómo te sientes compitiendo en un mundo de hombres, especialmente en la industria de importación / exportación?

Es un mundo muy de hombres, de hecho, siempre se ve en las conferencias, en las misiones comerciales, en los puertos, en las compañías aéreas. Sin embargo, en la logística y el comercio exterior, la parte femenina está muy involucrada. Las mujeres no solo tenemos los cargos de secretaria o recepcionista, sino que tenemos también altos cargos ejecutivos por la forma que tenemos las mujeres de ver las cosas: con una vista de 360 grados. En la parte logística se ha comprobado que la mujer tiene esa capacidad de poder ahormar todas las partes. Estar en un mundo de hombres es complicado, pero también divertido, no deja de ser un reto poder estar entre los hombres. Casi siempre me toca estar en muchas reuniones donde por lo general somos muy pocas mujeres o incluso soy una sola mujer. Sin embargo, el lugar me lo doy siempre. Al principio la barra si está un poco más alta para las mujeres, pero a la larga la gente termina dándose cuenta que no es una cuestión de género, sino que es una cuestión de capacidad; que no solo los hombres pueden, sino que las mujeres también.

¿Sientes que alguna vez haz perdido un trato porque eres mujer? 

Haberlo perdido no, pero no haberlo logrado al principio sí. Justamente por la razón que la barra está puesta más alta. Dicen que hay igualdad en los trabajos y en las oportunidades que se les ofrecen a las mujeres; es cierto. La igualdad está, pero la barra está más alta para la mujer. La mujer tiene que demostrar dos veces más, que aparte de ser una cara bonita o de tener el puesto que tiene, es igual de capaz que el hombre. He encontrado algunos hombres que me han impuestos obstáculos en el camino, pero eso me da fuerza suficiente para volver a negociar y ganar. Por esta razón creo, que las mujeres deben aliarse con hombres que apoyen a las mujeres. 

¿Prefieres ser respetada o temida? 

Me gusta más la palabra respeto obviamente, la palabra temida en una mujer creo que le da una connotación negativa. La palabra temida no me gusta porque tiene que ver con la inseguridad, con la falta de autoestima. La palabra respetada te la forjas a fuerza de trabajo. Pero más que nada me gustaría ser admirada y no por una cuestión de soberbia, sino por una cuestión de la cantidad de veces que uno tuvo que reinventar su carrera o reinventar su forma de trabajo para salir adelante.

¿Cuándo todo haya terminado cómo quieres ser recordada? 

Primero, como una persona que aportó cosas positivas a la vida, una persona donde las mujeres vean que esta frase tan trillada de ”si puedes” o ” si podemos”, es cierta. Las mujeres podemos, y las mujeres tenemos que ser más generosas con nosotras mismas y entre nosotras para ayudarnos y ver que cuando una de ellas está creciendo, apoyarla a seguir avanzando. Me gustaría ser recordada a través de la experiencia que le he aportado a la vida. Me gustaría dejar un legado escrito, de hecho, estoy trabajando en dos libros que es un legado a parte de la cantidad de artículos que he escrito, entrevistas que he hecho y trabajos que he realizado, creo que estos dos libros van a llevar gran parte de mí y es el legado más bonito, a parte de mis hijos, que voy a dejar en este mundo.

Blog,
Maria Pulice – Marketing Manager, Temenos Latin America & Caribbean